04 marzo 2007

Las pruebas de la bestia: el mega proyecto

Como les he venido comentando a lo largo de varios post, de una forma más o menos explícita, mi jefe tenía la idea de cargarse mi departamento. Poco a poco fue poniendo obstáculos, que le permitieran legitimar ese cierre sin ningún tipo de oposición o de cuestionamiento. Como pasaba el tiempo y seguíamos reticentes a desaparecer, el gerente tuvo que ingeniar nuevas artimañas. Cada una consistía en pruebas cada vez más difíciles de superar. Una de esas pruebas tenía ciertos visos de convertirse en una realidad, más allá del simple intento de echar abajo el taller de reparaciones. Consistía en hacer un proyecto para construir y poner en servicio un centro de datos. Someramente les diré que un centro de datos es un espacio físico en el cual se disponen una serie de servidores informáticos que dan múltiples servicios. Tienen una serie de características técnicas y de seguridad que ofrecen gran protección contra ataques de hackers y fallos en los servicios que se prestan de cara a los clientes de la red. Cualquier otro resumen más popular será bienvenido, así que si tienen sugerencias, no dejen de comentarlas ;) La ubicación estaría en uno de los sótanos de la empresa, precisamente aquel en el que se encontraba en ese momento el almacén del taller y la tienda. Con esto ya se puede ver claro que mi jefe se quería deshacer de nuestro departamento, al menos en las funciones que veníamos realizando: reparación y venta de PCs, redes, etc... Era un proyecto muy difícil sobre todo para nosotros que nunca habíamos hecho algo similar. Sólo uno de los compañeros había realizado algo parecido y era para un trabajo de clase. Ni cortos ni perezosos, nos pusimos manos a la obra. Ese compañero iba a llevar el peso de la tarea y los demás, mientras atendíamos nuestros quehaceres íbamos a llevar otros apartados. Como siempre, buena parte del proyecto se realizó en horas fuera del trabajo, lo cual nos valió los insultos del jefe cuando lo hacíamos en horas de labor. Ese individuo no tenía remedio. Sus desagravios no tenían límite. Se hicieron planos físicos, eléctricos, de redes, antiincendios, falsos techos, falsos suelos, aire acondicionado. Se pidieron presupuestos a empresas de electricidad, de frío, de comunicaciones... Teníamos problemas para conseguir una buena banda ancha de salida por medios alámbricos e inalámbricos (telefonía, radiofrecuencia, etc...), pero aún así , planteamos soluciones. Se hizo un estudio de costes. Todo el proyecto estaba perfectamente presupuestado: servidores, electricidad, aire acondicionado, S.A.I.*, cableados de red, armarios para servidores, instalación física en general, DMZ, etc... Aunque no sepan de informática, pueden observar que se trataba de un gran tinglado bastante complejo. Como les dije, lo hicimos sin tener ninguna idea y lo presentamos a la empresa. Mi jefe no se lo esperaba. Se le quedó cara de alucinado cuando lo vio. De hecho, quedó tan impresionado que fue presumiendo por todos lados del tremendo proyecto que ÉL había creado. Lo más triste es que el compañero que llevaba la mayor parte del proyecto lo realizado en unas circunstancias personales extremadamente duras. El mérito no era para los que lo habían trabajado. El mérito en mi empresa sólo tenía un padre y ese era mi jefe. A pesar de todo el trabajo, nunca se llegó a hacer realidad. Un proyecto de estas características es muy caro de acometer si no tienes una buena cantidad de clientes a los que dar servicio. Era una prueba muy difícil y que estaba dirigida a poder cuestionar la existencia de mi departamento, que luego sirvió para que mi jefe fanfarroneara delante de amigos, clientes y gente de las altas esferas y por ende, para conseguir apoyos económicos. Nuevamente le habíamos ganado la partida. Perder tantas veces y tan vergonzosamente estaba acabando con su paciencia.

4 comentarios:

fayna dijo...

ECCELLENTE
:)

den+*+ dijo...

qué groso este blog.

nasghoul dijo...

Dicen las malas lenguas, que dicho proyecto fue vendido subrepticiamente a otra empresa del sector más grande y mejor posicionada y que les vino muy bien para algo que ya tenían en mente montar ellos.

Erkemao dijo...

fayna, grace! :)

den+*+... jejeje entiendo que groso debe significar grande ;) gracias por acercarte y comentar.

nasghoul... ciertamente cierta empresa estaba trabajando con cierta otra empresa de fuera en el tema de un centro de datos.. y con eso me daba mucho la tabarra el jefe, un poco antes de irse todo a pique. Estaría interesante que alguien más pudiera confirmar esa hipótesis para ponerla en el post.
Gracias por comentarlo, me parece muy muy interesante.