01 marzo 2007

La basura tecnológica y la Seguridad e Higiene

Un buen post. Irónico donde los haya. Otro ejemplo de las contradicciones constantes que se producían en mi empresa. Sigan leyendo y entenderán lo que les digo.
Durante los años primeros años que estuve en aquella empresa, todos los "novatos" que entraban a trabajar, tenían que pasar un bautismo de fuego, consistente en que sus prácticas, y sus primeros meses en el trabajo, estaban basadas en la limpieza a fondo del local. Limpiar, clasificar, ordenar y tirar la basura. Como nuestro negocio se dedicaba al ensamblaje y reparación de ordenadores, al cabo de los meses terminábamos con el taller repleto de material usado o inservible que se acumulaba por doquier. Entre otras cosas podría citar: carcasas vacías, monitores rotos, placas base estropeadas, componentes varios quemados, cables de todo tipo, impresoras obsoletas y un muy largo etcétera. Todo esta inmundicia, a parte de ser incómoda, era peligrosa. Cuando los novatos llegaban, tenían que apechugar, y librarse de ella. Por lo tanto tenían que depositarla en los contenedores de basura. ¿Cuál es el problema? Que la porquería citada es perjudicial para el medioambiente. Contiene metales pesados, plásticos difícilmente degradables, etc... Ese tipo de basura tiene que ir a un lugar especial para tratarla. Como eso costaba dinero y a mi jefe la naturaleza le importaba un pimiento, había una forma más sencilla: tirarla donde buenamente se podía. Mi jefe se excusa con: "yo estoy pagando un impuesto muy caro al ayuntamiento para tirar basura, por lo tanto tengo derecho". Pero eso no estaba bien. Cuando el contenedor que teníamos más cerca de la puerta estaba bastante lleno (no del todo, para que no se quejaran los vecinos y nos pillara la policía), se iba por toda la ciudad tirando todos esos residuos. Les puedo asegurar que no era moco de pavo. Se trataba de muchos contenedores. Lo hacíamos en las afueras, donde no hubiera mucha gente mirando. Una vergüenza. El gerente, por otro lado, tranquilo. Mientras a él no le vieran haciendo eso, su imagen no corría peligro. Si lo pillaban podría decir: "yo les dije que fueran a un punto limpio". Asociado a todo esto, estaba la Seguridad e Higiene en el Trabajo. Otra faceta más totalmente "desconocida" por mi jefe. Sin apenas botiquín, manipulando objetos punzantes, cortantes y peligrosos sin protección, casi sin luz y un más largo etcétera que el comentado antes. Otra asignatura pendiente de la empresa.
En los años de la chulería, cuando mi jefe estaba muy crecido, el dinero fluía fácil por la empresa y habíamos logrado el certificado ISO 14001, las cosas cambiaron. Junto con el papeleo, aparecieron los contenedores para separar residuos, llevar la basura tecnológica a un punto limpio, las cajas para la recogida de pilas y el experto en Seguridad e Higiene. Tuvimos análisis físicos para comprobar nuestra salud, el botiquín estaba lleno, hubo información y charlas sobre seguridad en el trabajo y todo era maravilloso. Esto costaba dinero y a mi jefe eso no le gustaba. Los certificados exigían cumplir muchos requisitos y como esos documentos eran necesarios para aparentar, entonces sí que mi jefe se acordó de sus empleados y sus condiciones de trabajo... ¡Vaya, pero si estamos hablando de mi jefe! ¿Cuánto tiempo creen que aguantó fingiendo su devoción por el medioambiente, la Seguridad e Higiene y el bienestar de los empleados...?

9 comentarios:

nasghoul dijo...

hay muchas historias esperpénticas que contar de cosas que ocurrieron después de la certificación ISO 14001, sobretodo las que tratan sobre el cómo nos "deshacíamos" de los residuos y de algunas situaciones éticamente comprometidas en las que nos vimos involucrados por "obligaciones del servicio"... recuerdas???

;)

david santos dijo...

Hola!
Buen tema para una buena refleción.
Gracias.

Erkemao dijo...

Recuerdo algunas muy bestiales, y una merecerá un post, porque si llega a ocurrir algo malo de verdad, hubieramos perdido la EMAS. Claro, que el jefe se habría cubierto las espaldas. Nos dijo que no pasaba nada, pero seguro que si pasa algo, lo arregla con despidos o echándonos las culpas. Todavía me acuerdo de la cara de mala leche que te ponía la gente que vivía cerca de los contenedores, ufff Y no se a quien le echaron una buena bronca, por tirar monitores o dejarlos al lado de los contenedores.

David Santos, saludos y gracias por pasarte por el blog y comentar. Lamentablemente muchas empresas obtienen certificaciones como medio para conseguir algo más, pero para nada viven o comulgan con el espíritu del certificado. En la mía, ya ves, calidad y medioambiente, pero a efectos reales, calidad para unos pocos y medioambiente para quedar bien ante la administración pública y salir en las fotos.

Cebolla dijo...

¿Cuánto le habrá durado? ¿Es una apuesta? Yyyyyy... tres días.

Erkemao dijo...

cebolla, un poco más XDD, de hecho luego tuvo más empleados, pero ningun o salió bien parado de la empresa.

Anónimo dijo...

La hipcresía frente a los temas de higiene, seguridad y ambiente es infinita y para los que trabajamos en esto, un dolor de cabeza. Hace unos dias lei un articulo interesante: http://www.ri-ol.com/articulos/articulo_importancia_seguridad_industrial_pag_mar_07.html

Erkemao dijo...

anónimo gracias por comentar y por el enlace. Está muy interesante.
Mi empresa, según mi opinión, es de las del tipo "hago la farsa de la seguridad e higiene porque es un requisito que me piden para entrar en ciertos concursos públicos o me da más méritos". De hecho el tema fue tan magnificado, que después de 6 años en la empresa, por primera vez, nos hicieron análisis de sangre, de vista, oído, reflejos y no sé cuantas cosas más. A parte de cursillos con diploma de asistencia, etc... Me sorprendió mucho, porque en ese momento ya no era técnico de un taller en el cual no había luz natural, te cortabas con las carcasas oxidadas, no había botiquín, etc...
Un cambio muy radical, cuando las tareas ya no eran peligrosas.

Anónimo dijo...

buen tema, me ayudo con mi tarea pero me quede con una duda: ¿cual es el nombre de la empresa?

Erkemao dijo...

Hola Anónimo, gracias por comentar en el blog. La empresa por el momento permanecerá en el anonimato, es lo menos importante de la historia. Interesa más ver lo que hacía la empresa, como lo hacía y como alguien que viva situaciones parecidas pueda discernir que cosas pueden pasar o pasarle. Temas como los contratos basura, las horas extra que no se pagan, el trato de jefes y compañeros y un largo etc. hay que tenerlos en cuenta porque van a afectarnos y si, al menos, tenemos una pista, nos podremos defender mejor de los abusos o cortalos por lo sano.
Saludos.