28 abril 2007

La convocatoria y el pergamino

En el verano de 2005 decidí hacer auto terapia. Bueno, pensé que sería una buena idea escribir todo lo que me había pasado en todos los años en la empresa. Al menos, lo que pudiera recordar. Plasmaría en papel todas esas historias, desenlaces, vivencias, experiencias, penas y glorias. Un ejercicio parecido a este que estoy haciendo ahora al escribir el blog. De hecho, buena parte de la información viene de ese documento. Fueron unos días muy intensos de escritura. Pero había algo más. Con el tiempo y tal vez como respuesta de mi cerebro a la angustia sufrida, olvidé muchas cosas. Trataba de rememorar, pero me era imposible. Mi cabeza había dicho: "Hasta aquí basta, no te conviene recordar demasiado". ¿Qué hacer? Había mucha información que estaba en el limbo y no podía acceder a ella. Solución: ejercicio de sociabilidad. Hice una reunión. Convoqué a muchos de mis antiguos compañeros. Aquellos a los que aún podía seguir la pista. Cada uno tenía sus más y sus menos desde que se fueron del negocio. Como he dicho muchas veces, todo el que salía, lo hacía por la puerta de atrás. Pero he aquí que siempre mantuve buenas relaciones con ellos. Fue un momento muy interesante. Se conocieron los que no habían coincidido en todos esos años y pudimos poner en común nuestros relatos. Pude enterarme de muchas cosas y me ayudaron a recuperar las que se guardaban en el fondo de mi cabeza. Todos teníamos mucho en común. Podría decirse que era una tertulia de "Acmes anónimos". Les expuse el problema que tenía y lo que me rondaba la por la cabeza. Era visible lo mal que me encontraba. Con parte de aquellos datos pude terminar mis veintitantos folios de anécdotas e historias de la "mazmorra". Ese texto lo llevé conmigo al psiquiatra, aunque no lo mostré, y ese texto me sirvió luego como base a mi plan radical. Al cabo de más de un año me ayudó a contar este diario de bitácora que ustedes están leyendo. Me ha servido de mucho en todos los sentidos y sobre todo como terapia. Así que el origen de este blog se basa en una idea de hace muchos años, que después fue llevada a papel y luego al mundo digital. Un gran camino recorrido. Ha valido la pena.

6 comentarios:

Doctora Yvonne dijo...

Por cierto, escribes muy bien. ¿No te parece buena idea publicar un libro en España? Quizás sobre este tema, quizás sobre otro.

nasghoul dijo...

La verdad es que SÍ ha valido la pena. El que te ha visto y te ve ahora sabe que estás pasando página y dejando el lastre que supuso tu paso por ACME S.A

Erkemao dijo...

doctora Yvonne, muchas gracias. Más que escribir bien, tengo pocas faltas de ortografía, que cuando estaba en el bachillerato nos suspendían hasta los exámenes de matemáticas por unos pocos errores en la expresión. Lo del libro... más bien no, pero estoy estudiando otra cosa que me han propuesto ;)
Gracias nuevamente por tus incansables comentarios.

Erkemao dijo...

nasghoul ¡verdad! todos estamos pasando página. A mí todavía me retiene algún asunto, pero espero que en poco tiempo pueda liberarme completamente de él. En cualquier caso , siempre nos quedará alguna cicatriz que no se cierre nunca, al menos en mi caso. Y para otros una mala experiencia, pero que gracias al tiempo ya cada vez nos acordamos de los buenos momentos, más que de los otros.
Saludos y gracias también por tus incansables comentarios.

cebolla dijo...

¡Ya lo creo que vale como terapia! Deberías pensar en serio lo del libro. Hay mucho que contar.

Erkemao dijo...

Cebolla, nos vamos aproximando al desenlace!!! ;)
Veo un montón de comentarios tuyos!!! Menudas lecturas que te has pegado!!
Gracias de nuevo.