16 febrero 2007

La abadía del crimen

¡Qué título tan interesante para un post! A más de un nostálgico le recordará a aquel famoso juego del año 87 u 88. Casi nada, 20 años hace ya, cuando los PCs estaban todavía en pañales para el público. Recuerdo que estaba disponible para MSX o Spectrum, pero mi memoria no da para tanto. He leído por ahí que estaban en proyecto de hacer una segunda parte para PC con las características gráficas que permiten los equipos actuales. No estará mal echar un vistazo a ver que se cuece ;). En la entrada en la que nos encontramos, me sirve para ilustrar algo parecido, que ocurría en mi empresa. La abadía era la de "El Nombre de la Rosa", donde la risa era un "pecado mortal". Pero, entrad hermanos, entrad...
No era infrecuente que cuando los pringadillos nos encontrábamos en reparaciones o haciendo las guardias, los chistes y las risas formaran parte del ambiente diario. Eso nos relajaba, mantenía fuerte las relaciones y distendía mucho el ambiente, haciendo que las horas pasaran más rápidamente. Toda empresa que se precie, las tiene, y desde mi punto de vista favorece la productividad porque un empleado feliz y contento es un empleado que está dispuesto a hacer sacrificios por la empresa y trabaja con más diligencia. Durante la Alta Edad Media de mi empresa (época oscura, primeros años en el garaje y primeros años en el nuevo local) resultaba más fácil reírse, y era más sano que cuando llegó la Baja Edad Media y el Renacimiento (a partir del año 2003 más o menos). Por alguna razón inconcebible, para mi jefe y sus secuaces, las risas y los chistes eran símbolo de gandulitis y ociosidad. De esta forma, cualquier acto de esa naturaleza era convenientemente reprimido y erradicado. Había dos posibilidades: que lo oyera el acólito, cuyo nivel de rastreo estaba más allá de cualquier radar de última generación (era capaz de detectar risas pringadillas a través de las paredes y cristales y mamparas), o que te oyera el jefe, en cuyo caso, sus movimientos eran tan rápidos como los de un colibrí con picor en las orejas. Aún no habías entendido el chiste y ya lo tenías encima con cara de mala leche, dispuesto a echar una bronca. A veces venían los dos a ver de que nos reíamos, y a veces, también te soltaba la típica frasesita de película: "Venga, cuéntame de que te ríes y así nos reímos todos". En mi empresa sólo podías carcajearte de sus chistes o de las bromas de personas concretamente especificadas por él (acólitos, secuaces, pseudoclientes peloteros, pseudoclientes poderosos y alguna que otra especie que pululaba por el lugar). Además tenían vigías y chistómetros con patas que les avisaban de posibles brotes de insubordinación, es decir, que intentáses ser feliz sin el permiso empresarial. Ya les digo, la abadía del libro de Umberto Eco, era el club de la comedia comparado con mi empresa. Y Jorge de Burgos (el ciego benedictino) un payaso risueño al lado de mi gerente. En mi empresa la gente no acababa con la lengua morada, pero si te reías te las hacían pasar moradas.

6 comentarios:

de mas dijo...

Para Spectrum estaba seguro... avisa si sabes algo más de la segunda parte. Que nervios!

Erkemao dijo...

de mas, esto es lo que he encontrado por el momento:

http://es.wikipedia.org/wiki/La_abad%C3%ADa_del_Crimen

http://www.abadiadelcrimen.com/

Erkemao dijo...

Ups, el enlace de la wikipedia no sale completo. Tendrás que mirarlo directamente en la Wikipedia.
El 2º enlace es el de la web del programador que ha estado reprogramando el juego para PC, aunque por lo que he visto es la adaptación directa, sin cambiar nada, sólo mejorando los gráficos.

de mas dijo...

Impresionante el curro que se están metiendo los que estan haciendo la segunda parte por su cuenta...
No hay nada como tener tiempo libre y voluntad para cambiar ese tiempo libre, en tiempo aprovechable :)

Gracias por ese enlace, lo seguiré de cerca!

de mas dijo...

Si, en esa web lo estan reescribiendo y los del grupo http://kachorro.servegame.com/abadia2/ lo estan haciendo con gráficos nuevos.

A ver cuando los acaban.

Erkemao dijo...

Tiene muy buena pinta!
Gracias por el enlace.