18 mayo 2007

Contradicciones II

En esta entrada les cito el resto de contradicciones que pude apreciar en mi empresa a los largo de los años. Faltarán muchas, pero las que hay son los suficientemente ilustrativas. Éramos "agasajados" cada día con estos contrasentidos. Realmente podías llegar a creerte algunos de ellos. Con el tiempo y la serenidad, puedes permitirte analizar de nuevo todos aquellos acontecimientos. Te das cuenta de cuan injustas fueron aquellas insinuaciones, indirectas, provechos y despropósitos de la empresa. Hay que estar más espabilado para no caer en la trampa de pensar que no se hacen bien las cosas, más cuando el mensaje de la organización tiende siempre a convertir a la víctima en el verdugo, para obtener mayor rendimiento y beneficio de él.


Obligaciones del trabajador= Ningún derecho
Derechos de la empresa = Ninguna obligación

O: Prestar el coche propio para uso de la empresa.
D: No pagar al empleado la gasolina y otros gastos; en caso de hacerlo, escatimar* hasta el último céntimo. No agradecerlo.

O: Evitar reclamar cualquier tipo de pago por el uso que hace la empresa del vehículo del trabajador.
D: Insultar gravemente, llamando ladrones y abusadores los empleados por exigir remuneración por el uso del vehículo propio.

O: Sacrificarse al máximo en el trabajo, por encima de lo legal y lo moral.
D: Exprimir al trabajador al máximo y acusarlo de vago y ladrón siempre que se presente la ocasión. Si la ocasión no se presenta, decírselo con indirectas.

O: Firmar papeles de no asistencia al trabajo, días de vacaciones tomados o presentar justificantes del médico.
D: Evitar dar al trabajador cualquier tipo de comprobante sellado por la empresa en la cual esta reconozca deber horas o días al trabajador. Sólo de palabra... para que se la lleve el viento.

O: Mirar lo que dicen las actas de las reuniones, si se duda de la palabra del jefe o acólitos.
D: Cambiar el contenido de las actas, sobre todo cuando lo dicho en las reuniones pueda perjudicar a la empresa frente a sus empleados.

O: Cumplir las acciones de mejora del sistema de gestión de la calidad por estúpidas que sean.
D: Eliminar acciones de mejora propuestas por los empleados cuando estas ponen en entredicho la gestión de los responsables de la empresa.

O: No recibir cursos de formación.
D: Aducir que la empresa ha dado cursos. Hacer pasar 2 horas de charla como curso de formación de alto nivel y exigir al trabajador devoción eterna por tal conocimiento recibido. Tratar de hacer pasar un curso hecho por el empleado en su tiempo libre, como curso impartido por la empresa

O: Venir enfermo a trabajar.
D: Dudar de la enfermedad del empleado.

O: Trabajar como un poseso jugándote la vida en la carretera.
D: Sospechar que el trabajador se dedica a dar paseos con el vehículo de la empresa. Perdón, con su vehículo, puesto que el de la empresa ya lo utiliza algún familiar del gerente.

O: Atender y ser diligente en el desempeño del trabajo.
D: Colar a los amigos del jefe obligando al empleado a retrasar su trabajo y luego acusar al trabajador de no cumplir sus obligaciones.

O: Ser honesto con la empresa.
D: Decir mentiras y engañar al trabajador.

O: Poner la cara ante clientes enfadados, tengan razón o no.
D: Esconderse de los clientes a los que se ha engañado o a los que no se atreve a hacer frente y acusar a los trabajadores para que estos paguen las negligencias de los resposables de la empresa.


* Según la Real Academia Española:

escatimar.

1. tr. Cercenar, disminuir, escasear lo que se ha de dar o hacer, acortándolo todo lo posible.

2. tr. p. us. Viciar, adulterar y depravar el sentido de las palabras y de los escritos, torciéndolos e interpretándolos maliciosamente.

3. tr. ant. Reconocer, rastrear y mirar con cuidado.


6 comentarios:

Atenea dijo...

Muy bueno!!

Nexus dijo...

Vaya, que curioso tu último blog, me gusta mucho, resumes en una especie de comparativa las diferencias entre verdad, realidad, y obligación.Hombre la K.T, ya no es la primera en postear comentarios, :-).Un saludo amigo, se que no nos veremos por la fiesta, pero igualmente estás invitado si deseas pasarte por mi casa.

Kt. dijo...

** JAJAJA... NEXUS, eso sirvió para que otros se lancén a escribir... Estaba en algunas cositas y casi no he tenido tiempo de pasearme por aquí..!

** ERKEMAO: fíjate que aquí se me cruzan muchas ideas por la cabeza.

1. ¿No existe un organismo que penalice este tipo de atropellos en tu país?

2. Retomo mis palabras del post "¡Ay, que perdemos la ISO!" que luego aclaré mejor mi posición. Este tipo de cosa pasan porque nosotros como empleados lo permitimos, aunque ya es pasado y de todo esto ya habrás sacado tus propias enseñanzas, me hubiese gustado saber que tu o la posición del resto no haya sido tan sumisa.

3. TU DIARIO VA HACER HISTORIA, aunque no esté en tus planes. Te acordarás de mí!.. Es todo un manual perfecto a pesar de ser la antítesis del clima organizacional óptimo!

Besos...

Erkemao dijo...

hola atenea, bienvenida al blog de erkemao. Gracias por comentar. Saludos.

Erkemao dijo...

nexus, puede que mañana baje, si lo hago te doy el toque.
Las contradicciones son reales. Molestan mucho sobre todo sabiendo lo injustas que son. De como a uno lo tenían puteado todo el día, sin poder quejarte, y que cuando el jefe quería se ponía de víctima y se atribuía como ofensa algo que él o la empresa había hecho,dejándote a ti como verdugo. Eso tiene otro nombre, pero por diplomacia y protocolo he decidido llamarlo "contradicciones".
Saludos.

Erkemao dijo...

kt :P tu por aki? jajaja
Mira que acabo de mirar el post de el sábado y todavía no he visto que te hayas adelantado. Me estás sorprendiendo XDD

** sí kt, está la inspección de trabajo, pero como ya he dicho, el blog es una autocrítica... ¿por qué no me moví y denuncié todo esto?
Siempre dudé que un empleado pudiera vencer a una empresa en una denuncia, por eso me cohibí. Además a medida que pasaba el tiempo me sentía más inseguro, lo cual aprovechaba la empresa para putearme más haciéndome creer que yo era culpable de cualquier cosa y que por lo tanto merecía el trato que se me dispensaba. Cuando vas cuesta abajo, todo te sale mal, es difícil ver la realidad y ser consciente de la verdadera valía de uno. A mi jefe todo esto le salió muy bien durante mucho tiempo, pero todo lo bueno no dura eternamente.
A mí, desde luego que no me engaña más.

Besos.