07 mayo 2007

El reparto de los sueldos

Uno de los asuntos que más dieron que hablar en aquel verano y otoño de 2005. La forma de repartir los escasos ingresos que la empresa percibía. Desde mi punto de vista, cada intento fue una solución peor que la anterior. Cada nueva forma de hacer las cuentas era más parcial y discriminatoria que la anterior, sobre todo para aquellos que teníamos los sueldos más bajos.
Mi jefe siempre se hacía el loco a principio de mes, cuando tenía que pagarnos. Se encerraba en su despacho, salía lo justo, no iba por las mesas dando la lata a los que trabajábamos y si tenía que hablar con alguien, habitualmente la programadora principal, se dirigía a su despacho sin mirar a nadie y de la misma manera regresaba, sin mirar a nadie. Lo más común fue, como antes comenté, encerrarse en su despacho y pasar allí las horas muertas, esperando llamadas de teléfono, o eso decía él. Podía pasarse días y días así. Llamadas que se supone que eran la confirmación de un ingreso en el banco o de una firma necesaria para cobrar. Cuando por fin reunía valor para hablar con nosotros y explicarnos lo que sucedía, nos contaba increíbles situaciones que estaban ocurriendo y que eran las culpables de la situación: desde que la persona que tenía que firmar se había ido allende el mar y no volvería en un mes, los pagos se tenían que haber hecho hace meses, pero que por un problema administrativo no se había podido, hasta que otra persona que tenía que firmar estaba enferma o tenía los papeles en la mesa, pero que no se le podía presionar para que firmara, y otras muchas sin sentido o de veracidad sorprendente... cada excusa era más alucinante que la anterior. A lo mejor fue así. A perro flaco todo son pulgas.
Las cantidades recibidas nunca eran suficientes para pagar todos los sueldos. El gerente buscó soluciones discutibles para contentar a "todos". Al principio comenzó con el reparto de un cantidad y el siguiente mes se abonaría el resto. Muchas veces, esto suponía problemas sobre todo para aquellos que tenían que pagar hipotecas. Más de una vez renuncié a cobrar mi sueldo en una fecha para que los otros pudieran percibir íntegramente el suyo y hacer frente a su delicada situación. En otra ocasión mi jefe decidió pagar porcentualmente. No era una buena solución porque quien tuviera un sueldo alto, siempre tendría más posibilidades de llegar a fin de mes. Los que cobraban poco no tenían ni para pagar sus hipotecas. Al final le dejamos claro que a la hora de cobrar contara con nuestra opinión antes de hacer nada, porque todas las soluciones que había ejecutado hasta ahora eran desastrosas. Mientras tanto, mi jefe, buscaba otras soluciones de financiación, pero se encontró con un pequeño problema: nadie creía en él y en sus argumentos (bancos, entidades de crédito,posibles socios, etc...) y los que sí creían era porque veían una forma de aprovecharse de la situación, es decir, de chantajearle con préstamos a gran interés o comprometiendo el patrimonio de la empresa. Al menos, eso es lo que nos decía el gerente.
En cierto momento, una de las compañeras le aconsejó la venta de uno de los locales de los que constaba el negocio. La idea era buena y se podrían haber solucionado todos los problemas, o al menos la mayor parte de ellos, entre los que se encontraba el pagar un año y medio de atrasos a Hacienda y a la Seguridad Social. ¡En tremendo lío se encontraba mi jefe! Cada día que pasaba era una oportunidad menos de enajenar el inmueble en condiciones favorables. Pero ¡ay!, mi jefe tenía otro problema mayor que todos aquellos juntos, y se llama "CODICIA". De esta forma pretendía especular y conseguir vender a un precio muy alto, debido a que la empresa se encontraba cerca del centro de la ciudad y tenía infraestruturas interesantes alrededor. Lamentablemente, cuando todo está en tu contra y los posibles compradores lo saben, todo el mundo esperará pacientemente a que tu situación sea lo suficientemente desesperada para conseguir una ganga. Y mi jefe dejo que eso ocurriera. Financieramente hablando, sólo tenía enemigos, que como buitres, esperaban su oportunidad.

11 comentarios:

Kt. dijo...

Codicia estúpida la de tu jefe...
"FORMA PARTE DEL ARTE DE VIVIR NO REGATEAR LAS OPORTUNIDADES", en algún lado leí esto....
PD: Me tienes como los adictos a series televisivas, no me pierdo ni un solo post jajaja...
Besitos!

Kt. dijo...

Ah..! olvidé decirte, otra vez me hizo gracia tus imágenes (La del muñequito sin el cráneo), seguro que tu jefe tenía puras cotufas quemadas en lugar de un cerebro! jajajaja

Yo mismo dijo...

Has puesto imparcial.

serchase dijo...

Toma yaaaaaa!!! me alegro por tu jefee!! jajajaja!! pa ke se joda un poco!!! Un saludo!!
PD: lo siento si e sido grosero pero esk esa persona me enerve!! jejeje!

Erkemao dijo...

kt, como te lo diría!! No sé si mi jefe pensaba que hacienda y la seguridad social son como los clientes, proveedores y empleados, a los cuales puede engañar y apelar a su buen corazón y distraerles y contarles historias y marear la perdir un día sí y otro también. Los primeros no son así, o pagas o te metes en un lío, con ellos no se puede jugar. Es como los bancos. Pienso, es mi opinión personal, que mi jefe le había salido tan bien y durante tanto tiempo el jugar con la gente, que se pensaba que estaba en un nivel superior y que lo podría hacer siempre y a cualquiera.
Desde que empezó a tener deudas con ellos, debía haber pensado en vender, pero seguía aferrado a la idea de proyectos y subvenciones. Cuando le dieron la espalda, todavía podía haber intentado esa opción, pero...
Todo esto son ideas y "especulaciones" mías.
Gracias por seguirme.
Besitos para ti también.

PD: intento buscar imágenes que puedan ilustrar los textos. A veces las consigo y acierto y otras menos. Me alegra que te gusten.

Erkemao dijo...

"yo mismo" muchas gracias.Buena observación. Ya está corregido.
Un saludo.

Erkemao dijo...

serchase, ¡pero qué clase de lenguaje es ese! jajaja.
Hombre, yo no me alegro tanto... porque si hay deudas no hay dinero y yo tampoco cobro :P
En cualquier caso, hubo posibilidad de solucionar la situación y eso es lo que apena, sobre todo cuando alguien te dice constantemente que es muy listo y que es perro viejo.

Kt. dijo...

Bueno, bueno, no te alegres tanto y consígueme entradas VIP para la próxima función jajajaja...
Voy a crear el CyberBogglerClub de Fans jajajajaja....
Es un placer leerte... y te lo digo porque aunque solo escribas para ti, es bueno resaltar lo bien que lo haces para que siempre estes motivado a tu (por ahora) reducido público!...
Besitos

Nexus dijo...

Ya se como va esto de los sueldos tio, me consta que tu jefe se amparaba en convenios remodificados a su gusto con tal de no subir unas pesetas/euros.Ya veo que tienes nuevos lectores, como siempre un placer amigo.

P.D , Tendrás para invitarte una ronda cuando ya yo haya pagado las 5 primeras???...:-).Espero que sigas bien amigo!

Erkemao dijo...

kt gracias, pero autógrafos no, que ya se sabe como se acaba a causa de la fama, el dinero y el poder.
Saludos, y ya sabes: un nuevo capítulo del culebrón cada día. ;)

Erkemao dijo...

Buenas nexus. Ya le eché un vistazo a tu primera historia erótico/oscura del blog. Espero que sigas inmerso en un mar de teclas, escribiendo cosas nuevas .
Lo de los sueldos en mi empresa era... jajaja... dependía de si eras de primera o segunda categoría, y dentro de la primera si eras pelota o no, pero en general hablar de dinero con mi jefe era como hablarle a un muro... le gustaba demasiado el dinero como para desprenderse de él... bueno subir el sueldo, luego para otras cosas... creo que el dinero salía rápido de sus bolsillos. El problema de todo esto, es que parte de ese dinero que se iba no se a donde era mío: era el de mis miles de horas extras no pagadas, el de los trabajos extras no pagados, finiquitos no pagados, el de mis subidas de sueldo no realizadas...Así que cuando me le dijo a un cliente de mí: "este es un ladrón profesional", ¿se estaría mirando en un espejo?
Hombre, si me pagas las rondas, no te digo que no ;)
Saludos.