14 mayo 2007

Las cuentas de correo gratuitas

¿Berrinche o pensamiento económico? He ahí la cuestión. Después de tantos años... ¿por qué no se había tomado esta decisión antes? ¿qué había cambiado en mi empresa o en mi entorno para que ahora sí fuera válido?
Al poco tiempo de la llegada del acólito, la empresa adquirió un dominio de internet. Con ello se conseguía la tan preciada presencia en la red. Teniendo en cuenta de que se trataba de una empresa de informática y estábamos en pleno crecimiento de la burbuja tecnológica, se hacía obvia la necesidad de tener una página web corporativa. Este hecho abrió una nueva rama de negocio dedicada a la venta de dominios y hospedajes. Teníamos una considerable cartera de clientes, de los cuales muchos eran empresas. El negocio estaba asegurado. La novedad y la verborrea del acólito permitirían convencer a muchos de las ventajas de Internet. Pero ¡vaya!, se me ha olvidado contar con el "factor jefe" en toda esta historia.
Hace unos meses les mostré un ejemplo del factor jefe en la caja. aún más. Otra aplicación de esta disciplina es la de los recursos gratuitos, es decir, dar servicios a coste 0 con la esperanza de que algún día te devuelvan el favor, por ejemplo invitándote a comer. La mayoría de los favores que hacía mi jefe tenían un único interés, que era el propio gerente. La empresa era algo secundario. Daba igual, los pringadillos cobraban poco y encima no se les pagaba las horas extraordinarias, por lo tanto, la empresa no perdía en el trato. De esta manera, y para promocionar aún más la nueva rama de negocio de la organización, mi jefe se dedicó a ofrecer cuentas de correo gratuitas a muchos clientes (clientes VIP). No me parece mal. Muchas de ellas no eran simples cuentas personales, sino cuentas de correo de empresa. Esto es un poco contradictorio, puesto que las empresas podrían pagarse sus propios dominios y hospedajes. Pero así era. Algunas empresas usaban nuestras cuentas gratuitas para sus negocios.
Pasaron los años y esas empresas no sólo no dejaban de usar las cuentas, sino que muchas de ellas ya había perdido la relación con nosotros. Muchos clientes también habían perdido la relación, pero seguían manteniendo sus alias y sus correos. Nuestro negocio iba mal y había que buscar dinero como fuera, así que alguien tuvo una buena idea o trató de que no "abusaran" más de él. Para ello se me encargó la recopilación de toda la información. Tenía que saber que mails estaban siendo utilizados y cuales no, para borrarlos. A quienes los utilizaran, les enviaríamos una carta para anunciarles la eliminación de la misma, ofreciéndoles a cambio un dominio y un hospedaje de internet a bajo coste. Se trataba de hacer una limpia completa. Mi jefe sólo quería que los empleados (a nivel interno) y algunas personas tuvieran cuentas de Acme S.A. Se les iba a acabar el chollo a muchos espabilados ;). La paradoja de todo esto es que esas cuentas fueron ofrecidas gratuitamente sin periodo de caducidad, ni avisos de posibles pagos futuros por su uso o extinción de las mismas. Se les ofreció con todas las garantías de una empresa seria y no como algo lúdico o informal. Si las cosas no salieron como mi jefe imaginaba con algunos de sus clientes, tampoco era para quejarse, como lo hacía él.
El trabajo no llegó a plasmarse de ninguna forma. Cuando tenía hechas todas las previsiones de cuentas a borrar, cartas a enviar y resto de formulismos, cogí vacaciones. Al volver, la otra persona que iba a ayudarme con el tema había dejado la empresa y el acólito número 1 también lo haría. La idea se quedó dentro de una carpeta dentro de un cajón, lo cual me libró de tener roces con clientes, puesto que todo este proyecto sólo tenía una cara visible, y era la mía.

10 comentarios:

Kt. dijo...

Aloha, saluda una fiel seguidora de tu blog... Jeje

** Uff!! estaba sudando frío, tal cual como lo dices al final ya me estaba imaginando la cosa. Una vez más alguien (TU) dando la cara a las imprudentes decisiones...

** No estoy segura de querer que llegue el fin de este blog (de las historias digo), pero ya sé que haré cuando eso pase... Voy a viajar en la maquina del tiempo y me pondré a leer desde un principio "El diario de un quemao", que bien vale la pena hacerlo!

Besos!

nasghoul dijo...

Según yo lo veo, si los clientes hubieran perdido sus cuentas de correo no me hubiera parecido mal, es más, te diría que hasta me podría alegrar y te digo porqué:

1) la mayoría de esas cuentas las poseían personas que fueron clientes en su momento y que cuando vieron la oportunidad se largaron a la competencia.

2) Muchas veces llamaban cabreados para quejarse del mal servicio de correo que dábamos o para pedir cosas como que cambiáramos una contraseña (sí, eso era jodidamente habitual) o que redireccionáramos a otra cuenta... en fin y todo ello gratis y encima de malos modos.

3) Muchos de esos clientes, efectivamente, podrían haber migrado a un hospedaje barato y cuentas de correo, pero ello implicaba soltar dinero, cosa que la mayoría no querría, pues ya tenía lo que quería y gratis.

Hasta el día de hoy siguen activas. Conozco una persona que sigue usando esa cuenta, pese a que le he dejado caer que más vale que empiece a hacerse otra o de pronto un día, desaparecerá sin más...

nasghoul dijo...

Mr. Erke, te he enviado a tu cuenta de hotmail el texto que me habías pedido desde hace un par de semanas...

1 saludo!

Erkemao dijo...

Aloha kt :D
Me habían endosado las funciones de nasghoul, y estas, entre otras, consistían en poner la cara por las chapuzas de la empresa. Cuando el acólito y el jefe me comentaron lo que querían hacer, la primera imagen que se me vino a la cabeza era "gente chillando por el teléfono". XDD
Eso no me libró de un par de jugarretas posteriores. Pero bueno la empresa tenía demasiadas cosas regaladas a clientes que se aprovechaban y por otro lado maltrataba a buenos clientes. De lo que presencié, esa es mi opinión.

** jejeje, hay historias interesantes por contar aún y algunas más tiempo atrás. No te empaches de "quemado", jajaja.

Saludos.

Erkemao dijo...

nasghoul, ya, lamentablemente eso eran cosas del jefe. Si era tan masoca como para que le tomaran el pelo, allá él. Molesta en cuanto a que la responsabilidad nos la endosaba a nosotros, pero si el gerente daba esas cuentas con pretensiones de favores futuros y no los consiguió, que luego no se queje. Eso tenía que haberlo hablado con los clientes: "te regalo esto, pero para que me des algo a cambio... y fírmalo". Y como dije, la mayoría de las veces era para un tema personal: una comidita en un buen restaurante, entrar o codearse con los peces gordos de ciertas organizaciones, etc... o un contrato de no se qué, pero vamos, como a los pringadillos no nos llegaba nada de los posibles beneficios, lo entendiendo como provecho personal del jefe. Bueno, esa es mi impresión.

Estáte atento mañana. Tu historia está maquetada y lista.
Gracias por pasármela.
Un saludo.

nasghoul dijo...

Por el "tonito" de mi comentario, dedujiste enseguida que yo me había llevado muchos malos tragos con el tema de cuentas y dominios, eh? jejeje... pues sí, acertaste de lleno. Y esas broncas me llovían de todos lados (dentro y fuera de la empresa)... pero se buscaron a otro a quien dejarle el "marrón"; en este caso tú ... a parte de lo que ya hacías. Supongo que la palabra saturación lo debería describir bastante bien. :S

Kt. dijo...

** ERKE (esto ya por la confianza, digo el diminutivo) y NASGHOUL, no me digan que estos no son modismos: "CABREADOS", "CHAPUZAS" y "EMPACHES"... Por las altas horas no lo buscaré en el dicc de la RAE... pero no me digan que no! jajajaa

** No sé a cual atribuyo mayor razón pero si creo que que se pudo negociar mejor lo de las cuentas gratis a los clientes y el beneficio sin duda iba ser mejor para la empresa. Tal vez gratis por un tiempo u ofrecer dos servicios, uno gratis con menos alternativas y uno premium como hace la gran mayoría!... No sé, no parecen cosas de un "perro viejo" jajaja, que ya hablo como ustedes, me he tomado a pecho la historia esta jajaja.

** No es que quiera ser yo una acólita del Erkemao, pero no es por nada jajajajaja te has fijado que Nasghoul reacciona cuando a su trabajo se refiere jajajajajajajajajajjajjajajajjaaja (es broma).
Besos!!!

Kt. dijo...

Y con el ataque de risa se me olvidó hacerles referencia a un post, quizás ya lo han leido si es que son como yo de curiosa que me visito todos los blog (claro pero siempre fiel a este), es de una chica Venezolana y habla un poco de lo complicado que es complacer a un cliente:
http://imaginaeventos.blogspot.com/2007/05/quin-no-sabe-sonrer-que-no-ponga-un.html
Espero le guste!

Erkemao dijo...

nasghoul, me hago una idea.

Erkemao dijo...

kt, pues no lo sé, a mi me suenan de toda la vida:
"cabreado": algo más fuerte que enfadado

"chapuza": algo que se hace mal, sin interés ni profesionalidad o simplemente para solucionar algo momentaneamente (y mal), pero que al final es para siempre.

"Empacharse": saciarse de algo, normalmente de comida, y en este caso hartarse de algo, pero no de comida XDD

Estamos unidos y separados por el idioma ;)

** esa era la idea que planteé al gerente cuando me dijo que tenía que hacer todo este trabajo. Eso quedó en el aire, porque cuando las personas que me iban a ayudar se fueron, la empresa ya estaba prácticamente moribunda. Creo que sufrimos sin necesidad demasiados meses más para algo que no tenía solución.

** kt, me da que nasghoul está kemao ;)

** le echaré un vistazo al link, gracias.

Saludos.