10 junio 2007

3 meses sin cobrar

La situación de mi empresa iba a peor cada día. Más o menos sobre noviembre del 2005 recibí mi última nómina de ese año. No recuerdo bien si hubo algún otro pago, pero en tal caso sólo fue una pequeña parte. No volvimos a cobrar hasta marzo. A la empresa le habían embargado las cuentas. Sus deudas con los organismos públicos eran demasiado escandalosas como para que le perdonaran seguir aplazando los cobros. Pensar que apenas un año antes nadábamos en la abundancia y todo era proyectos e ilusiones de un futuro espectacular, era como una imagen borrosa de la realidad. ¿Qué había ocurrido para que todo se desmoronara tan rápidamente? No lo sé a ciencia cierta. Tengo algunos esbozos de lo ocurrido, pero me falta mucha información y saber adonde fue a parar ese dinero, en qué se empleó. Mientras tanto los pocos empleados que quedábamos intentábamos mantener la situación terminando trabajos, atendiendo a los clientes y tratando de sacar las cosas adelante, por lo menos, para ganar algo de dinero. Encima tuvimos algunos contratiempos con los que perdimos algunos de los pocos clientes que quedaban. Todo eran promesas de: "nos deben un dinero desde hace meses y nos lo tienen que pagar", "nos tienen que pagar un trabajo de hace otros tantos meses que aún no se ha cobrado", "estamos esperando para que nos acepten un presupuesto y nos paguen por adelantado un xx%"... mucho dinero en la calle que no volvía a nosotros. ¿Cómo lo cobraríamos estando embargados? ¿Lo cobraríamos alguna vez? Mi empresa durante demasiados años se dedicó a hacer mucho trabajo gratuito, a empezar proyectos que los clientes dejaban a la mitad sin abonar lo realizado y así era como era conocido mi jefe. Por lo tanto, pensar en que la empresa ahora iba a imponer las reglas era otra utopía como lo que narré más arriba. Los clientes, muchos de ellos al menos, se reían de nosotros, le decían a la empresa como tenía que funcionar, como y cuando iban a pagar, las relaciones económicas muchas veces eran impuestas por los interesados. La empresa era como un pelele al que le tomaban el pelo. Esa no parece una buena estrategia para los negocios.
Al comenzar el año siguiente "nadie", que yo sepa, había cobrado. No era la primera vez que estábamos hasta casi dos meses sin ver el sueldo, pero en esta ocasión no había esperanzas. Decidimos movernos para ver que podíamos hacer. Como yo estaba sindicado, recayó en mí parte de la obligación de obtener información. Una de las compañeras que siempre había estado al margen de todo, ahora sí que trataba de acercarse a nosotros, los técnicos, para no quedarse aislada. Preguntamos en el sindicato un par de veces y en base a sus recomendaciones decidimos pasarnos por la Inspección de trabajo. Como los demás lo seguían sin tener demasiado claro, aproveché un día que estaba de vacaciones para ir y preguntarle a un inspector. Una vez le expuse el problema y mis sospechas sobre la posibilidad de descapitalización que podría producirse, me recomendó la denuncia. Preferí darle un margen de confianza a mi jefe por si la situación se arreglaba. Un mes más tarde cobramos, pero a través de un tercero. Estaba contento por la remuneración, pero las formas no me parecieron adecuadas. En aquel momento el negocio ahogaba sus últimos estertores. Cuando poco tiempo después se le comentó al gerente que habíamos estado tres meses sin cobrar, nos respondió: "nunca en mi vida he estado sin pagar el sueldo tres meses seguidos". Y era cierto, por dos días no se habían cumplidos los tres meses, pero a efectos prácticos era un trimestre por mucho que le pesara. Seguía sin bajarse del carro. Era capaz de negar lo evidente. De seguir en ese plan, tarde o temprano se encontraría con la horma de su zapato.

10 comentarios:

IMAGINA dijo...

¿De qué era esa empresa tan "Sui Géneris"?
Guao! Este cuento es increíble!
No me IMAGINO no pagarle a empleados durante tres meses.

EUCHY dijo...

Qué estrés q me ocasionó! De verdad que no quiero estar en ninguno de los zapatos de los personajes :S
Saludos.
Eugenia.-

Flan Marky Marky dijo...

la idiocia de tu blog campa a mis anchas por allá y quizá también en visiones de Kurosawa, dale!

Kt. dijo...

Wenas ERKE... Pues me doy cuenta que después de todo tu jefe era uno más de ustedes pero con alguillo de poder (dentro de la empresa claro), si nunca se dió a respetar ante los clientes, como pretendía que iba a prosperar su empresa...

Creo que el final está más cerca de lo que pensaba, eh?

Besossssss...

¿Donde andas metido? jajajaja Vuelveeeeeeeeeeeeee jajajaa

Erkemao dijo...

imagina, saludos y gracias por comentar. La empresa era de informática.
Como me decían mis amigos y conocidos: "esto pasa en otra empresa u otra actividad y tu jefe se tiene que esconder para que no le partan la cara". Como una amiga que tiene una empresa y me decía: "yo dejo de pagar un día y la que arma".
Para que luego mi jefe siempre se estuviera quejando de que abusábamos de él. Si permitirle no pagarnos en tres meses es un abuso contra el empresario, no me quiero imaginar lo que será llegar 5 minutos tarde.... Bueno, sí lo ´se ;)
Saludos.

Erkemao dijo...

eugenia , te estresaste? Es una historia como cualquier otra y seguro que conoces otras mucho más fuertes ;)
Tu blog sí que trata sobre temas polémicos, ta cotidianos como los míos.
Gracias por pasarte y comentar.
Saludos.

Erkemao dijo...

Hola flan marky marky. La verdad es que me cuesta comprenderte :D
Saludos.

Erkemao dijo...

kt, hola de nuevo.
Weno, no creo que fuera como nosotros. Pienso que adolecíamos de la malicia que el tenía, y eso ya nos hace muy diferentes. Tengo la impresión de que él se daba cuenta del trato de algunos clientes, y en vez de rebelarse contra ellos, descargaba contra nosotros.
Como dices; está claro que si no te haces respetar por los clientes, no te va a ir muy bien... a no ser que tengas unos prigandillos a los que explotar, para compensar.

El final está cerca, sí, lo cual en cierto modo es bueno, porque así tendré más tiempo para visitar, leer y comentar en otros blogs como el tuyo ;)

jajjaja, pos andaba liadillo y además tenía muchos post atrasados que había que sacar adelante :P

Anónimo dijo...

Yo ha dia de hoy llevo 3 meses sin cobrar y tu historia es muy parecida en cuanto al funcionamiento de la empresa, nosotros aun no tenemos congeladas las cuentas... pero no creo que no tardara mucho debido a las deudas con los organismos oficiales entre muchas deudas mas..... espero en los próximos días cobrar.. si no... tendré que tomar medidas.

Erkemao dijo...

Hola anónimo,
todo depende de como sea tu empresa, de como funcione y de la confianza que tengas en los gestores. Desde luego lo que tienes que hacer es asesorarte para poder tomar decisiones con rapidez. El tema es más complicado porque se están haciendo inspecciones de trabajo a todas las empresas para regularizar lo que tengan atrasado y, desde mi punto de vista, para poder sancionar y sacar más dinero. En el trabajo en el que estoy ahora ya nos hicieron una y están buscando cualquier error para poder multar. A parte de eso en lo que estoy trabajando tengo bastante contacto con algunas administraciones públicas y están en ese plan; esperar que cometas errores para sancionar y cobrar.
Por lo que pasó en mi empresa, el estado va a intentar sacar su parte, por lo que lo mejor es anticiparse.
Saludos.